El IDEHPUCP cuenta con un programa de radio sobre actualidad nacional e internacional
Inicio » Entrevistas

Jorge Vargas Florez: “No estamos ante desastres naturales, sino sociales”

Tiempo Global, el programa de radio del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, conducido por Ramiro Escobar, continúa con sus emisiones del año 2017, tocando temas de actualidad nacional e internacional.

Jorge Vargas Florez, coordinador del Grupo para el Manejo de Crisis y Desastres de la PUCP, dialogó con nuestro conductor sobre la necesidad de contar con mejores políticas públicas para la prevención de los efectos que generan fenómenos naturales en zonas urbanas y rurales.

El ingeniero explicó que estamos ante eventos de origen natural que tienen un impacto social: “Los efectos que tenemos derivados de la dinámica natural del planeta son naturales. Los desastres se producen por la presencia del hombre. Por ejemplo, los sismos en la costa central tienen un efecto de succión de la capa terrestre e implica que se generen montañas, en la cima de las mismas aparezcan nevados y ellos surtan a nuestros ríos que brindan agua para el consumo humano y la agricultura. Si tenemos ciudades que se encuentran en alta vulnerabilidad, cuentan con elevada densidad poblacional, existe pobreza y poca formación para enfrentar este tipo de fenómenos, se genera una situación de desastre. Lo mismo ocurre con los huaicos. Los desastres ocurren cuando la sociedad no se ha integrado a esta dinámica natural. No estamos ante desastres naturales, sino sociales. El problema es cuando el hombre no se incorpora a estas características”.

Para el docente de la PUCP, existe una doble responsabilidad, tanto de los ciudadanos y de las autoridades. “Las autoridades han sido elegidas por la gente. Ellas deben entender que viven en zonas sísmicas e inundables y, por tanto, incorporar estas condiciones en sus planes de gobierno. Mientras que los ciudadanos deben optar por candidatos que ofrezcan obras sostenibles y planes de gobierno basados en la mitigación y prevención de riesgos”.  Un ejemplo que colocó sobre esta situación fue el aprendizaje de México en torno a sismos: “Frente a un sismo similar al que se tuvo en Haití y que costó la vida de 200,000 personas, en México no se tuvo fallecidos. Tomaron muchas lecciones: la normatividad de construcción antisísmica es vigilada en su cumplimiento, existe personal experto en rescate y hay preparación ciudadana frente a los sismos. En países como Inglaterra, los simulacros para diversas emergencias se dan de forma inopinada”.

Vargas Florez se refirió a la ausencia de un sistema de drenaje en la ciudad de Chiclayo, afectada por las lluvias de las últimas semanas: “Debe existir una investigación histórica de los datos sobre la recurrencia de lluvias para analizar si es que la inexistencia de un sistema de drenaje ha sido una medida inadecuada por parte de quienes realizan la planificación de la ciudad. Al mismo tiempo, debe reforzarse en todos los niveles educativos las capacidades de mejora de resilencia en niños y adolescentes, a fin de saber enfrentarse a efectos perturbadores”.

El coordinador del Grupo para el Manejo de Crisis y Desastres de la PUCP se refirió al origen de las altas temperaturas y lluvias producidas en la costa norte y central peruana en las últimas semanas. “Existe consenso sobre la existencia del cambio climático y del aumento de la temperatura del planeta. Se ha producido un aumento de lluvias por la acumulación de vapor de agua y existe una alteración del régimen de precipitaciones a nivel global. La dinámica del planeta tiene sus propios ciclos que se han visto alterados por la influencia de la industrialización en el aumento de la temperatura. Si se tienen políticas claras, se puede recobrar a mediano y largo plazo un ciclo regular”.

El docente de nuestra casa de estudios explicó lo que realiza el Grupo para el Manejo de Crisis y Desastres: “Se busca hacer un aporte desde la academia para modelar un sistema de comunidad, medio ambiente y condiciones de hábitar. Por ejemplo, el empleo de estadística para el pronóstico de huaicos, así como el empleo de herramientas científicas para la gestión de desastres, recuperación y mitigación. También se emplean factores asociados a la logística humanitaria para un mejor sistema de apoyo”.

En esa línea, Vargas Florez analizó la relación entre autoridades y la academia para la gestión de desastres: “Desde 2011, la visión se ha concentrado más en la prevención. La primera intervención corresponde al gobierno local. Desde la academia podemos determinar cómo y cuando cae un huaico, mientras que la parte política debe encargarse del ordenamiento territorial y la elaboración y ejecución de planes de desarrollo urbano. Estamos ante un vínculo reciente, a partir de la inclusión de diversos actores que antes no participaban”.

Finalmente, el ingeniero enfatizó en la necesidad de fortalecer la incorporación de los ciudadanos al sistema de Defensa Civil: “nuestro país ha pasado por diversas situaciones de crisis, que han aumentado nuestra capacidad de resilencia. Hoy expertos de diversos países vienen al nuestro para mejorar sus habilidades en manejo de riesgos y desastres. Al incorporar a la academia a esta labor, se busca fortalecer la misma”.

Tiempo Global toca temas de actualidad nacional e internacional, vinculados con las materias de trabajo de nuestro Instituto. Puedes escuchar aquí el bloque completo:

(14.04.2017)