El IDEHPUCP cuenta con un programa de radio sobre actualidad nacional e internacional
Inicio » Entrevistas

Laurence Burgorgue – Larsen: “Estamos ante un fenómeno muy peligroso de nacionalismo político y jurídico, donde la justicia internacional se percibe como nociva”

Tiempo Global, el programa de radio del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, conducido por Ramiro Escobar, continúa con sus emisiones del año 2017, tocando temas de actualidad nacional e internacional.

Laurence Burgorgue – Larsen, profesora de la Universidad de la Sorbona, estuvo con nosotros para explicarnos en qué consiste el Sistema Europeo de Derechos Humanos y sus vínculos con otros mecanismos de protección de derechos humanos.

Burgorgue – Larsen nos explicó los motivos del surgimiento del sistema europeo de derechos humanos: “Se establece como consecuencia clara de la II Guerra Mundial. De un lado, existía la idea filosófica de “nunca más” tolerar el genocidio ni las atrocidades cometidas. De otro lado, desde el punto de vista político, tanto la creación del Consejo de Europa como el Convenio Europeo de Derechos Humanos surgen como rechazo al comunismo en Europa del Este. Los estados del Consejo eran liberales y se buscaba crear un lugar que pudiera hacer frente al socialismo más radical. Por ello, fue llamado “el club de las democracias” y en ese marco se genera el Convenio Europeo de Derechos Humanos”.

La profesora de la Universidad de la Sorbona refirió la evolución del sistema europeo a partir de la caída del Muro de Berlín. “Con el fin de la “Cortina de Hierro”, se produce la integración de los países del Este de la región que ya no estaban sujetos al sistema comunista. Se amplio el Consejo de Europa y ahora es conformado por 47 estados muy diversos: desde viejas democracias como Francia, Alemania y Reino Unido, hasta paises como Rusia, Turquía, Polonia y Rumania. Antes la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos era uniforme y coherente para países similares. Ahora es mucho más complicada y se ha presentado un giro importante para abarcar temas antes poco tocados como tortura y ejecuciones extrajudiciales”.

Burgorgue – Larsen comentó cuales son las posibles amenazas a la continuidad actual del Sistema Europeo de Derechos Humanos: “Para temas que no amenazan su soberanía, como debido proceso. Pero cuando se ingresan a temas como Chechenia y el Este de Turquia, donde hay desapariciones forzadas, es otra cosa. Hay paises como Reino Unido y Suiza que ponen en discusión la autoridad y legitimidad del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pensando que ha ido demasiado lejos con una interpretación muy evolutiva. Reino Unido amenazó con retirarse o aprovechar la reforma del sistema para debilitarlo. Estamos ante un fenómeno muy peligroso de nacionalismo político y jurídico, donde la justicia internacional se percibe como nociva”.

La docente nos comentó cómo se realiza la vigilancia en el acatamiento de fallos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. “Contrariamente al sistema interamericano, donde la Corte Interamericana vigila el cumplimiento de sus propias sentencias, aquí existe un Comité de Ministros del Consejo de Europa que recuerda constantemente a los Estados el cumplimiento de las sentencias. Por el lado de los Estados, ellos entran en diálogo con las instancias del Tribunal Europeo para ejecutar las sentrncias creativamente. Este proceso se hace conjuntamente con representantes de las Cortes Supremas y Constitucionales de los distintos países”.

La abogada también se refirió al tema de los refugiados y el reclamo de sus derechos: “Se deben agotar las vías internas en el país donde los maltratos se producen. Si una persona es refugiada, demandante de asilo, apátrida y sufre de violaciones a los derechos humanos puede iniciar un proceso ante el Sistema Europeo de Derechos Humanos. Existe la posibilidad de pedir una medida provisional frente a posibles situaciones de tortura y discriminación en caso retorne un expatriado a su país, por lo que se puede llegar a suspender a expulsión”.

Finalmente, Burgorgue – Larsen se refirió al derecho al olvido: “Si mi fama personal está en peligro, yo puedo acudir ante un juez pidiendo que se erradique de Internet este contenido. En términos generales, ha sido vista como una medida positiva, aunque sí ha sido criticada por los grandes proveedores de Internet”.

Tiempo Global toca temas de actualidad nacional e internacional, vinculados con las materias de trabajo de nuestro Instituto. Puedes escuchar aquí el bloque completo:

(21.02.2017)