11/12/2012

Elizabeth Salmón: "Los jueces nacionales deben conocer y aplicar la Convención Interamericana de Derechos Humanos"

La directora del Idehpucp, Elizabeth Salmón, dictó una clase magistral el pasado lunes, 11 de diciembre, en la sede del Poder Judicial ante el Consejo Nacional de Derechos Humanos con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos. Bajo el tema: “El control de convencionalidad”, la abogada enfatizó que “los jueces nacionales deben conocer y aplicar la Convención Interamericana de Derechos Humanos” para cumplir con el nuevo llamamiento del sistema interamericano.

“Esta nueva práctica -continuó Salmón- de control de convencionalidad habla de la idea de un nuevo juez interamericano que garantice los derechos humanos y promueva una cultura de respeto como sucede en el marco del sistema de la Unión Europea”. Junto a la especialista en derecho internacional compartieron panel la magistrada superior Miluska Cano, presidenta del colegiado “E” de la Sala Penal Nacional, y el profesor de derecho procesal penal de la PUCP, Gonzalo del Río Labarthe, asesor de la presidencia del Poder Judicial.

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje:

2 Comentarios:

Kirill

Creo que generalizar nunca trae coniccuenesas positivas, menos en discusiones que tratan de sacar algfan provecho acade9mico. Yo tambie9n podreda decir que existe un libertarismo pop entre los de derecha que defienden la libertad con malos argumentos, pero eso sereda un poco imprudente. No creo que la izquierda tenga esa tedpica visif3n paternalista absurda. El paternalismo no es incompatible con la libertad tampoco, eso es algo que en los medios de comunicacif3n no se dice y se llega a una confusif3n terrible; pero en todo caso se les excusa porque no usan un lenguaje acade9mico, ni lo pretenden. Ser paternalista es establecer procedimientos obligatorios que modifiquen tu conducta -sin tu permiso- pero para asegurar un resultado que tfa valoras, que es de tu intere9s. Esto faltimo hace la gran diferencia entre el paternalismo y el perfeccionismo que sed intenta modificar o imponer valores con los que uno no comulga. Sf3lo a modo de ejemplo, Sunsstein habla de un paternalismo-libertario en su libro Nudge .Por otro lado, la esfera privada es un concepto muy gaseoso y creo en el fondo todos estamos de acuerdo en que no se debereda intervenir, pero me parece que a lo que se hace referencia es a la libertad; por citar un ejemplo: manejar en la veda pfablica no es parte de mi esfera privada, pero sed es parte de mi esfera de libertad. Por otro lado, no es lo mismo intervenir que vulnerar. El ledmite este1 en la valoracif3n que se le otorgue a las restricciones que se nos impongan, por lo tanto es una cuestif3n cualitativa, que tiene que ver con la interpretacif3n que le demos y los argumentos que usemos para catalogar una medida como razonable o no.Existen innumerables ejemplos en los que el Estado nos impone la obligacif3n de realizar medidas para evitar daf1os a terceros y daf1os a nosotros mismos. Parece que con lo primero no hay problemas, segfan los libertarios de derecha, y creo que con lo segundo tampoco habreda problema sed la medida satisface un resultado que uno mismo valora y desea: usar casco cuando uno maneja moto. Pensar que uno siempre actfaa de acuerdo a sus preferencias y que el razonamiento es siempre impecable contando con toda la informacif3n del caso, es un mito que la economeda ya no acepta. Sin embargo las restricciones deben ser mednimas y eficaces, siempre garantizando el resultado que uno desea.Sin embargo el Plan Zanahoria tiene que ver con lo primero y no con lo segundo. Efectivamente, la restriccif3n en el expendio no fue la fanica medida usada para combatir el edndice de homicidios y agresiones. Toda poledtica pfablica que se respete tiene que af1adir una serie de mecanismos de supervisif3n para que esta sea efectiva. Pero decir que por esa razf3n, la prohibicif3n no es la parte central o que no hay un relacif3n directa, es sobre-dimensionar los efectos de las medidas que buscan asegurar un resultado. Quitemos la prohibicif3n y tendremos lo que tenemos en todos los distritos que no usan el Plan: los mismo resultados. No es difedcil de comprobar, la prueba se puede realizar para re-confirmar que el eje del e9xito es la restriccif3n en el expendio.Decir que es una visif3n retrf3grada atendiendo a las declaraciones de Villare1n, es un acto de justicia, yo tambie9n lo hareda. Pero catalogar ased al Plan luego de contar con los edndices y luego de tomar en cuenta que aceptamos ciertas restricciones en nuestros comportamientos riesgosos para con terceros, es un poco exagerado. Por cierto, los fundamentos e9ticos, cuya ausencia se reclaman, se encuentran en las vidas que se protegen y en la eficacia probada de la medida restrictiva que tiene como objetivo garantizar lo primero. Decir que no hay fundamentos morales es decir que no se pueden implementar medidas restrictivas que protejan las libertades de terceros.