28/11/2019

La memoria como sanación: Elizabeth Salmón comentó el libro “Carta al teniente Shogún” en Encuentro organizado por el LUM

Ayer se inició el IV Encuentro Internacional LUM – “Memorias Latinoamericanas. Realidades, avances y desafíos” evento donde participó Elizabeth Salmón, directora ejecutiva de IDEHPUCP como parte del panel: “¿El camino de la memoria puede conducir a la contrición, la dignificación, el perdón y la reconciliación?” donde se conversó en torno a la publicación “Carta al teniente Shogún” publicación del antropólogo Lurgio Gavilán.

Cercano al género epistolar, el autor narra y reflexiona a partir de cartas dirigidas al teniente “Shogún”, sobre su pasado como niño capturado por Sendero Luminoso, que, luego de una intervención militar, fue rescatado por esta persona quien, en vez de matarlo, le dio, literalmente una segunda vida: educándolo y cuidando de su formación.

Al inicio de su exposición, Salmón resalta la importancia de recordar, valor muy especial dentro de una sociedad tras un proceso de conflicto armado interno en el cual se han generado graves violaciones de derechos humanos.

Resalta la memoria del autor como parte de una “sanación personal”, la forma de cómo recompone su experiencia y busca trasladarla a un lector. “Aquí la respuesta sobre la importancia de recordar es que uno tome control de su pasado, tenga mayor dominio y libertad para construir su futuro”, indica. Subraya que en este caso la memoria tiene una función terapéutica.

Salmón: "La memoria tiene una efectividad política, es decir, que sirve para propiciar, fortalecer y dar audiencia a las demandas y reclamos de reparaciones y garantías de no repetición de las víctimas"

Por otro lado, advierte, el autor es un académico que busca explicar la memoria como objeto de investigación. “La memoria es necesaria al menos para los fines de alcance social e incluso nacional: para el nunca más o la no repetición del pasado traumático”.

La directora advierte que para entender el plano en que debemos actuar, se suele hablar de una política de memoria, la cual puede comprenderse como idea de reconciliación o como una acción que nos lleva a replantear cambios estructurales (políticos, sociales, culturales), en el país. “No se trata de escoger solamente una dirección. Ambas son indispensables. Lo importante es saber que hablamos de dos formas diferentes de entender ‘la importancia de la memoria’ y su presunta eficacia sobre la sociedad”.

“La memoria es una plataforma política para la demanda social”

Para explicarlo, comenta acerca de la vida misma del autor y su traumático camino: pasar de ser tomado por Sendero Luminoso a conocer el mundo tanto militar e incluso religioso.  Aparecen aquí dos puntos: la experiencia en la atrocidad extrema y el descubrimiento de actos de humanidad.

Detalla que la valorización de la memoria se puede observar en matices varios: el terapéutico, que reconoce y elabora sentidos sobre una experiencia traumática; en un plano cognitivo, que busca entender que lo sucedido no fue fruto del azar sino una serie de realidades y también el plano moral donde emergen espacios de perdón y reconciliación. Sentimientos que predomina entre el autor y el teniente.

Finalmente, hace mención de un plano entre la memoria y el “nunca más”: “La memoria tiene una efectividad política, es decir, que sirve para propiciar, fortalecer y dar audiencia a las demandas y reclamos de reparaciones y garantías de no repetición de las víctimas. Aquí la memoria es una plataforma política para la demanda social”.

 

El Encuentro seguirá hasta el 30 de noviembre. Pueden revisar el programa aquí: https://bit.ly/37a99Ou

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: