13/12/2018

Luz en las tinieblas - Pronunciamiento del Rector Emérito, Salomón Lerner Febres

Soy miembro de la familia de la PUCP desde hace 58 años. He sido estudiante en sus aulas y patios, he desempeñado diversos cargos directivos, incluyendo el de rector por dos periodos, y desde el año 2004 tengo el honor de ser rector emérito de nuestra Universidad. La suma de todas esas vivencias, afectos y responsabilidades me obligan a expresar mi opinión en el difícil momento por el que atraviesa nuestra comunidad.

La reciente revelación sobre cobros indebidos al margen de la ley, que han afectado a numerosos estudiantes, coloca a la PUCP en una inocultable crisis de gobierno y amenaza socavar su credibilidad. Ello nos obliga, en primer lugar, a tomar decisiones urgentes para remediar totalmente el daño causado y resolver los efectos inmediatos de la crisis, y, en segundo lugar, a realizar una amplia reflexión que nos permita restaurar el sentido de nuestra misión centenaria.

Lo primero es establecer y poner en marcha, de la manera más rápida posible, un mecanismo de devolución pronta y exhaustiva del dinero cobrado de manera abusiva e ilegal. No será posible reconstruir la confianza de nuestros estudiantes y de la comunidad universitaria entera sin ese gesto sincero y efectivo de reparación del daño. Ello debe ir acompañado de la determinación y aceptación de la responsabilidad de las autoridades de una manera inmediata y sin ambages. Nuestras autoridades son elegidas para conducir a la Universidad Católica a la realización de metas elevadas, en cuyo centro están la de brindar una formación académica sobresaliente y la de tener una presencia cívica constructiva en nuestra sociedad. Nuestra misión no es la de una entidad financiera ni es nuestro fin maximizar ganancias, y menos aún hacerlo al margen de la ley. La distorsión de nuestra misión, que ahora hemos constatado, no deja otra opción que la renuncia de los responsables. Finalmente, otra necesidad inmediata es realizar de manera imparcial y objetiva un examen crítico de la reciente conducción de nuestra Universidad para cerciorarnos de que no haya otras irregularidades por subsanar. Todo esto solo es posible con un equipo rectoral de transición, por lo que hay que esperar la pronta elección de un rectorado plenamente renovado, que incluya a figuras de prestigio intachable, capaces de corregir los errores cometidos y comprometidas a asegurar que no se repitan.

Más allá de esas tareas perentorias, nos aguarda un esfuerzo más amplio: necesitamos reasumir los valores que la PUCP ha defendido y practicado durante un siglo de existencia. Estudiantes, trabajadores y profesores, así como el país entero, deben tener la certeza de que se experimentará un cambio profundo que sirva para confirmar los valores que predicamos.

Necesitamos un cuerpo directivo que garantice la transparencia del manejo financiero, un sistema de funciones, responsabilidades y retribuciones basado en los méritos, y una renovación de nuestras convicciones sobre la clase de formación académica que ofrecemos: una formación integral que no solo imparte conocimientos y habilidades sino también sensibilidad y valores cívicos y morales.

Todo ello demanda de nosotros la práctica de principios éticos sólidos que incluyen la adhesión al Estado de Derecho y el respeto integral de los derechos humanos. Para enseñar qué es justicia y qué es verdad debemos ser justos y humanitarios.

Estudiantes, profesores y trabajadores debemos saber que, aunque esta recuperación de nuestro sentido institucional no será una tarea sencilla, ella es enteramente factible trabajando unidos y restaurando, en primer lugar, nuestros lazos de confianza. Ninguna comunidad está libre de errores y de momentos de crisis. La nuestra posee la fortaleza para superarlos porque ha crecido sobre cimientos robustos como lo son nuestra raíz cristiana y nuestras convicciones humanísticas.

Fundada hace 101 años por una visión altruista y elevada del padre Jorge Dintilhac, la PUCP fue la primera universidad privada del país, y ha sido y debe seguir siendo una comunidad autogestionaria sin fines lucrativos, y una voz influyente y bienhechora en nuestra sociedad.

Son muchas las generaciones que comparten el orgullo de ser egresados y graduados de la PUCP. Ellos, y no los estados financieros, son nuestra razón de ser. El equilibrio económico es un medio, y solamente un medio, para nuestra existencia institucional. Las personas y su formación profesional, intelectual, moral y cívica son nuestra finalidad.

Este es el momento de decidirnos a emprender un cambio para el beneficio de todos, un cambio que nos conduzca a superar esta crisis sin evadir causas y responsabilidades y, sobre todo, a recuperar el sentido de nuestra misión centenaria, que es la de ser una luz en las tinieblas.

San Miguel, 13 de diciembre del 2018.

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje:

30 Comentarios:

M. Ines Hurtado Galvez Mata

Oportuno, prudente y sereno el mensaje del Doctor Salomón Lerner. Como siempre, con ideas claras y firmes y con mucho amor por la Pucp!!

Augusta Sarria

Cuan profundas y ciertas son estas palabras. Siempre fui orgullosa de mi Alma Mater y quisiera seguir siéndolo. Totalmente de acuerdo c lo expresado x el doctor Lerner.

Patricia Altamirano

Excelentes palabras que esperamos muy ansiosos los resultados. La universidad ha sido un negocio, más que un aliado en el desarrollo educativo del País. Gracias

Manuel Carrasco E

Como egresado orgulloso y agradecido de la PUCP, suscribo cada una de sus palabras. Seamos luz en las tinieblas. El Peru y nuestros hijos nos lo reclaman.

Walter Gutiérrez Hammer

De acuerdo en casi todo salvo aquello de las renuncias. El Consejo Directivo, que está sobre el Rector, debe DESTITUIR a éste y a todos los responsables del robo perpetrado. Esa es la única manera de que la PUCP como institución recupere la confianza de la comunidad.

Rocío Díaz Valdivia

Para revertir nuestros errores, debemos primero reconocerlos. Cómo bien dice el profesor Lerner, la finalidad de la PUCP, es la excelencia formativa y la exaltación de valores, que ha hecho grande a nuestra casa de estudios. Tenemos la fortaleza para superar esta crisis. Que así sea.

José Francisco Gálvez

Era necesario un mensaje conciliador que aunase esfuerzos para salir adelante y enfrentar la crisis con la concurrencia de todos; partiendo por reconocer la magnitud de los daños, plantear y proponer soluciones a mediano y largo plazo.

Jorge Antonio Zarate Garcia

La Verdad Nos Hace Libres. Muy Bien Dicho Dr.

Julio Martinez

Gracias por el mensaje que nos ha enviado, es un mensaje que nos compromete a todos los estamentos de la universudad.para juntos superar este momento tan dificil tenemos en la memoria su buen trabajo como Rector de la universidad fue muy buen rector.

Consuelo Sandiga

Nadie como usted Dr para informar tan claro y sabiamente. Que Dios lo siga iluminando para que siga dando la confianza que necesitan en estos momentos para que nuestra querida PUCP salfa adelante.

Matilde Ureta de Caplansky

Dr. Lerner una vez más se ha hecho presente con ” una luz en las tinieblas”

juan Ossio Acuña

Excelente mensaje. Me solidarizo totalmente con él.

FELIPE GUERRERO VEGA

Eternamente se dirá, que los errores no sean las circunstancias que nos hagan caer, que sean la enseñanza, que nos perita salir adelante con todas las fuerzas del universo, que nos permita retomar los buenos y mejores rumbos para nuestra querida PUCP. Tenemos profesionales extraordinarios para salir adelante, El lema que me acompañó toda mi vida es : JAMÁS TE RINDAS. YO AHORA DIGO, VAMOS PUCP ADELANTE, MAS FUERTE QUE NUNCA.

Maria Elena Mifflin

Completamente de acuerdo. La oportunidad de hacer una profunda autocritica permitira tener un punto de inflexion vital para seguir adelante.

Jorge Adán Villegas Montoya

Exelente llamado a la comunidad de la PUCP, para la recuperación de confianza que, en esta coyuntura, debe extenderse a todo el pais. (Egresado de la PUCP).

Hugo Falconi

De acuerdo totalmente.

Jorge alencastre

Como siempre tan acertadas y alentadoras palabras de nuestro gran maestro y guía Salomón

Claudio Majolino

See

Manuel Bernales Alvarado

Suscribo y añado: si no la hay, urge auditoria integral. Debe haber reparaciones y la auditoría integral indicará si cabe devoluciones. Las respinsabilidades son como se sabe de diverso tipo y gravedad. Sobreponerse, actualizar y proyectar su misión y ser universidad peruana, catolica , pontificia.

SILVANA SALAZAR

Gracias Salomón Lerner Febres, la PUCP es un espíritu y una trayectoria forjadas por generaciones de docentes y estudiantes que han contribuido y lo siguen haciendo a construir un país mejor para todos los peruanos. Un grupo de autoridades que perdió la brújula debe responder por las atrocidades denunciadas; y la PUCP retomar el buen rumbo con las vacunas necesarias para que no vuelva a ocurrir.

Andrés Navarro

Consideró sería un acierto, hacer lo que propone, Salomón Lerner; la Pucp debe superar esta crisis y recuperar la confianza, de estudiantes y comunidad en general.

Beatríz Manrique

Muy sabia la reflexión del Sr. Salomon. Por algo es rector de la prestigiosa Universidad Católica . Es importante su pronta y adecuada reacción.
Y muy necesaria para salvar la escencia de ésta institución. Más importante aún es el ejemplo ante la sociedad en un momento de gran necesidad de recuperación de nuestro valores para avanzar como nación . No dejo de pensar en nuestras pervertidas instituciones como el Congreso, el Poder Judicial, los ministerios de salud y educación y un largo etcétera. Todos necesitan imitar y adoptar el MEA CULPA honesto de Salomón. Sería el primer paso para poder vencer la epidemia de antivalores que nos hace agonízar como nación. Gracias Salomón.

Antonio Portugal

Valdria el comentario, triste pero real, “en qué momento se j.. la PUCP?”, soy ingeniero de la época de F.Giuffra, J.Tola, H. Sarabia. En el rectorado Padre McGregor, en sec dr. Ramirez Gaston. Me tocó vivir la renuncia Cardenal Landazuri al Gran Canciller, allí lo dejó

Maria Teresa Uceda de Rodriguez

Sr. Lerner: Totalmente de acuerdo con el texto enviado. Como ex-alumna del Programa Unex (Universidad de la Experiencia) , me entristece esta situación, y pienso en nuestros queridos profesores. Espero no esten involucrados. Cuando las clases eran en San Miguel, mi primera visita era a la Capilla del campus, para pedir a Dios la gracia de acceder a esos cursos y alternar con la diversidad de alumnos (adultos mayores). Deseo lo mejor para estos tiempos y que podamos estar optimistas con la buena direccion de esta linda obra del P. Dintilhac SS.CC. Jesus es la luz del mundo!!, de ahí el lema “Una luz en las tinieblas”. Con cariño y agradecimiento, Maria Teresa

Steban Alejandro Ilich Zerpa

Excelente mensaje.

Nati del Sguils

Excelente artículo. Oportuno y robusto

Nati del Aguila

Excelente artículo. Oportuno y robusto

Edgar Saba

Salomon Lerner Febres es, como siempre, una luz en las tinieblas

David Núñez Callirgos

Me siento apenado por lo que está pasando en mí alma mater.
Estoy de acuerdo con el mensajero.
Creo se debe hacer una evaluación profunda y externa de la marcha de la PUCP para asegurar su esencia humanista.

Carlos Cubas Mejia

Total y absolutamente de acuerdo con lo expresado por el rector emérito. Estoy seguro de que toda la comunidad universitaria piensa de la misma manera.

Fui primero alumno, muy agradecido, luego por varios años docente en nuestra universidad