02/07/2019

Refugiados en la mira: Perú como nuevo país de acogida*

Cada año el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) publica un informe de tendencias globales de desplazamiento forzado para analizar y comprender los movimientos migratorios de la población mundial. Este año, publicó el informe de 2018 con cifras globales que establecen un nuevo récord de personas desplazadas forzadamente en la historia de la existencia del ACNUR. A raíz de ello, días después de la publicación del informe, el ACNUR anunció la celebración del primer Foro Mundial sobre los Refugiados los días 17 y 18 de diciembre en Ginebra (Suiza), el cual se deriva del Pacto Mundial sobre los Refugiados.

En el informe se señala que a finales de 2018, a nivel mundial, aproximadamente 70.8 millones de personas fueron forzadas a desplazarse a raíz de persecución, conflicto, violencia y violaciones de derechos humanos[1]. De esta cantidad, 13.6 millones fueron desplazamientos ocurridos entre enero y diciembre de 2018, es decir, 37 000 personas fueron forzadas a huir de sus hogares cada día[2].

Por primera vez, el país de origen de nuevos solicitantes de asilo fue la República Bolivariana de Venezuela, la cual lideró las estadísticas globales con 341 800 nuevas solicitudes en 2018; superando a países como Afganistán, Siria e Iraq. Esta cifra es un aumento relevante comparado con 116 000 solicitudes en 2017, 34 200 en 2016 y 10 200 en 2015[3].

Asimismo, las personas venezolanas representaron el segundo mayor flujo de nuevos desplazamientos globales con 341 800 nuevas solicitudes de asilo[4]. Tal es la importancia de la situación venezolana que la ACNUR le dedica una sección especial, en donde se resalta que es el mayor éxodo en la historia de la región y una de las crisis de desplazamiento más grandes del mundo.

Se estima que más de 460 000 han buscado asilo, de las cuales aproximadamente 350 000 lo solicitaron durante el 2018. A nivel global, 1 de cada 5 solicitantes de asilo son de la República Bolivariana de Venezuela. No obstante, debido a los procedimientos de asilo en la región, solo 21 000 venezolanos han sido reconocidos como refugiados[5].

En relación al Perú, el número de solicitudes de asilo ha incrementado drásticamente. Nuestro país se convirtió en el segundo país receptor de nuevas solicitudes de asilo a nivel mundial en 2018 con 192 500, de las cuales 190 500 fueron presentadas por personas de nacionalidad venezolana[6].

De este modo, el Perú se convirtió en el país con más nuevas solicitudes de refugio en la región, dándole un rol sumamente importante en relación a la protección e integración de esta población. Frente a estos nuevos retos, el IDEHPUCP ha realizado un estudio exploratorio sobre los “Procesos de inclusión de las personas venezolanas en la ciudad de Lima” que llegaron entre octubre de 2018 a febrero de 2019. Para, de esta manera, conocer las dificultades y necesidades de esta población y, así poder contribuir al logro de una de las soluciones al desplazamiento propuestas por el ACNUR: la integración local[7].

*Artículo elaborado por Adriana Alzamora, integrante del Área Académica y de Investigaciones, en coordinación con Cécile Blouin, investigadora responsable de la línea de Movilidad humana, ambas del IDEHPUCP.


[1] Informe de Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado en el 2018, p.4.

[2] Ídem, p.6.

[3] Ídem, p.44.

[4] Ídem, p.6.

[5] Ídem, p.24.

[6] Ídem, p.42.

[7] Ídem, p.33.

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: