30/03/2015

Dato Anticorrupción: existen indicios de colusión en reciente denuncia sobre Alianza para el Progreso

Cesar AcuñaErick Guimaray, coordinador del Proyecto Anticorrupción del IDEHPUCP, señaló la existencia de indicios que apuntan a la comisión del delito de colusión en agravio del Estado en la reciente denuncia presentada por el programa periodístico “Cuarto Poder” sobre licitaciones públicas realizadas por la Municipalidad de Nueva Esperanza, cuyo alcalde pertenece a las filas de Alianza Para el Progreso, partido liderado por el actual gobernador regional de La Libertad, César Acuña.

El reportaje periodístico en cuestión indicó que dicha entidad pública entregó más de 8 millones de nuevos soles a distintas empresas privadas y consorcios para la realización de una serie de obras públicas, los cuales están vinculados con la mencionada agrupación politica o con empresas de propiedad de Acuña.

Guimaray sostuvo que, si bien nadie está impedido de emprender actividades comerciales o empresariales por el solo hecho de pertenecer a un determinado partido político, ni para contratar con el Estado a menos que una Ley o una sentencia lo prohiban, “el cuestionamiento no pasa por la legitimidad de las personas, sino por el contexto y las condiciones en que se llevaron a cabo los procesos de licitación”. Recalcó que “todos los involucrados pertenecen al mismo partido político; la dirección fiscal de una de las empresas ganadoras se ubica en la misma dirección del Club Deportivo de propiedad de Cesar Acuña, fundador del partido al que pertenecen todos; y, algunos dueños de las empresas ganadoras son, a su vez, trabajadores de la Universidad Privada de propiedad también del fundador del partido. Y si a esto le sumamos que el Alcalde de la Municipalidad que contrató con estas personas llegó al poder también a través del Partido Alianza para el Progreso, la situación se torna, cuando menos, sospechosa”. 

El abogado señaló que el delito de colusión sanciona el acuerdo ilegal entre un privado y el funcionario público en la negociación y firma de un contrato público, y protege la asignación eficiente de recursos públicos. Como en cualquier tipo penal, remarcó, aquello que suceda luego del acuerdo corrupto no afecta a la consumación de la conducta criminal.

Finalmente, el coordinador de nuestro Proyecto Anticorrupción indicó que se requiere una exhaustiva investigación de este caso, dado que “estaríamos ante un claro ejemplo de criminalidad organizada de corrupción, aquella que se caracteriza por hilvanar una serie de lazos de muy difícil descubrimiento o probanza”.

Escucha el audio con las declaraciones del coordinador de nuestro Proyecto Anticorrupción aquí