30/10/2014

Educación, derechos humanos y memoria en Ayacucho

Foto 7Esta semana se realizó la primera mesa de trabajo con expertos regionales y locales en los temas de educación y derechos humanos de Huamanga para presentar la propuesta pedagógica elaborada con los docentes y directivos de la Institución Educativa Los Andes, como parte del proyecto Construcción de la paz, memoria, jóvenes y oportunidades educativas, que el IDEHPUCP lleva a cabo desde el 2012, en específico, desde su componente Memoria en la escuela.

Esta propuesta pedagógica busca propiciar la comprensión colectiva de la memoria para procesar el tema del conflicto armado interno a partir del diálogo con la comunidad educativa regional y local. Así, la actividad realizada contó con la participación de la Coordinadora Regional de Organizaciones de Afectados por la Violencia Política de Ayacucho (CORAVIP), la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecido del Perú (ANFASEP), Paz y Esperanza, la Municipalidad Provincial de Huancasancos y los directivos de la I.E. Los Andes de Huancasancos.

El trabajo presentado es el resultado de los talleres participativos que se realizaron con los docentes y directivos de la I. E. Los Andes, en los que se construyó la memoria local, se seleccionaron los temas prioritarios para incorporar en la propuesta pedagógica, se seleccionaron las herramientas bibliográficas y audiovisuales, así como se diseñó curricularmente cada sesión de aprendizaje que contendrá dicha propuesta.

Como ya se ha mencionado en otros estudios sobre educación y memoria, el trabajo plantea muchos retos. Por un lado, la falta de recursos y estrategias pedagógicas para abordar el tema. Por otro lado, las discusiones políticas sobre el conflicto armado interno que terminan permeando el ámbito educativo y generan temores, dudas y contradicciones en los docentes, alumnos, padres y madres de familia. Sumado a esto, problemas estructurales de la política educativa tales como los cambios permanentes en los diseños curriculares, los enfoques pedagógicos, entre otros.

La propuesta pedagógica que buscamos construir en el proyecto ha tenido que experimentar todos estos retos y se ha buscado minimizar las limitaciones. Esto no hubiera sido posible sin contar con el apoyo y motivación de los docentes y directivos de la I.E. Los Andes. Dicha institución es considerada emblemática en la región. En primer lugar, por ser un caso representativo respecto a la afectación que tuvieron las escuelas públicas, los docentes y las comunidades en la región de Ayacucho. La historia de dicha institución no solo refleja como la educación fue un campo de batalla durante el conflicto, siendo en algún momento capturada por los líderes locales de Sendero Luminoso y posteriormente convertida en una base militar de la provincia de Huancasancos; sino que también evidencia como los actores políticos y sociales se vieron enfrentados, generando una afectación directa en la educación de niños y niñas peruanos a lo largo de nuestro país. Pese a ello, la I.E. Los Andes ha sabido salir adelante. Sus docentes han sido reconocidos como líderes educativos regionales y están cerca de cumplir 51 años de vida institucional.

En la mesa de expertos realizada en Huamanga, las diversas organizaciones de víctimas y las organizaciones no gubernamentales que trabajan los temas de derechos humanos han resaltado la labor que vienen realizando estos docentes por promover la enseñanza del conflicto armado interno en la región. Se ha señalado que pese a no existir mayor voluntad política desde el sector educación por impulsar el tema, es altamente valorado el esfuerzo que se desarrolla por construir una propuesta pedagógica que sirva como herramienta para la construcción de una cultura de paz y el respeto a los derechos humanos en Ayacucho.

Además, los participantes han señalado que es necesario que las nuevas generaciones puedan reflexionar sobre lo sucedido en su región. Más aún, frente a las estigmatizaciones que se viven en la región desde el propio sector de educación, por ejemplo contra docentes universitarios. Finalmente, se ha mencionado que es importante impulsar estas incitativas que permiten construir una narrativa local y regional sobre lo sucedido durante el conflicto. Esto ha sido mencionado explícitamente por las autoridades de la provincia de Huancasancos, quienes señalan que el silencio fue una respuesta frente a la historia del pasado; sin embargo, es necesario reconstruir esa misma buscando una reflexión mayor, que permita construir valores democráticos en su localidad.

Durante las próximas semanas se culminará el trabajo con los docentes de la I.E. Los Andes, con lo que se podrá contar con una versión preliminar de la propuesta pedagógica. Esta será validada por un equipo técnico de la Dirección Regional de Educación de Ayacucho y finalmente, será presentada en las provincias de Huancasancos y Huamanga. Al finalizar el proyecto se presentarán las propuestas pedagógicas elaboradas en los colegios Los Andes (Huancasancos, Ayacucho) y Aldea del Niño (Mazamari, Junín) al Ministerio de Educación, para que sirva como casos pilotos de una política educativa de memoria del conflicto en el país.

Escribe: Diego Uchuypoma, investigador del IDEHPUCP