06/10/2014

Ministerio Público crea la primera Fiscalía especializada en el delito de trata de personas

trataA inicios del 2002, el Perú ratificó el Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños, el cual establece las principales obligaciones estatales en materia de trata de personas. El Estado peruano asumió entonces la responsabilidad de actuar a favor de la prevención de este terrible fenómeno, de la persecución penal de los tratantes y de la protección de sus víctimas. El cumplimiento de los deberes específicos que se desprenden de estas obligaciones generales fue asignado, a través del Plan Nacional contra la Trata de Personas en el Perú 2011-2016, a diversas entidades estatales entre las cuales se encuentra el Ministerio Público.

En ese sentido, el Ministerio Público es una de las instituciones centrales en la lucha contra la trata de personas, especialmente en relación a la persecución del delito. En el momento en que se identifica un caso de trata de personas, la fiscalía es el organismo encargado de la investigación preliminar, la acusación penal y la defensa de los intereses de la sociedad peruana en los procesos seguidos contra los presuntos autores del ilícito. Por ello, resulta fundamental fortalecer la labor de esta institución en relación a la trata de personas si se desea realmente lograr la persecución del delito y la punición de los responsables.

La semana pasada, la Fiscalía de la Nación ha dado un paso importante en ese sentido al crear la primera Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Trata de Personas[1] y la correspondiente Fiscalía Superior[2], ambas con competencia en los distritos fiscales de Lima, Lima Este, Lima Norte y Lima Sur. Con este acto, el Ministerio Público da cumplimiento a lo dispuesto por la Ley contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes (Ley N° 28950) respecto del deber de las instituciones públicas del sistema penal de crear órganos especializados en el delito de trata de personas[3].

La creación de estas fiscalías resulta alentador, puesto que debido a las particularidades del delito de la trata de personas es necesario contar con un cuerpo fiscal especialmente preparado en la materia, esto es, los futuros fiscales especializados en trata de personas designados por el Consejo Nacional de la Magistratura. Cabe recordar, no obstante, que el Ministerio Público también es responsable de la promoción de estrategias para la prevención de la trata de personas y de la asistencia y protección a las víctimas[4]. Por ello, es importante que el personal de estas nuevas fiscalías especializadas en trata de personas, no solo se encuentre capacitado en relación a la tipificación penal y la persecución procesal de la trata de personas, sino que conozca y aplique un enfoque de derechos humanos, interculturalidad, género e interés superior del niño en cada caso por resolver.  

Felicitamos a la Fiscalía de la Nación por este nuevo paso en la lucha contra la trata de personas y esperamos que el esfuerzo se repita en otras regiones del país.

Escribe: Chiara Marinelli, investigadora del IDEHPUCP           


[1] Resolución N° 4050-2014-MP-FN del 29 de setiembre de 2014.

[2] Resolución N° 4126-2014-MP-FN del 01 de octubre de 2014.

[3] Segunda Disposición complementaria, final y transitoria de la Ley N° 28950.-

“Las instituciones públicas competentes del sistema de justicia penal precisan los juzgados, fiscalías y unidades policiales especializadas para la investigación de los delitos de trata de personas […]”.

[4] Artículos 16 y 26 del Reglamento de la Ley N° 28950, aprobado por el Decreto Supremo N° 007-2008-IN.