Gabriela Camacho: "Muchos de quienes votaron por Trump sienten que tienen al frente a una elite que no los respeta y no los toma en cuenta"

14/11/2016

Tiempo Global, el programa de radio del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, conducido por Ramiro Escobar, presentó, como cada semana, entrevistas sobre temas de actualidad nacional e internacional.

Esta semana, tuvimos un programa especial sobre las elecciones en Estados Unidos. Exploramos en las causas del triunfo de Donald Trump y de la derrota de Hillary Clinton, así como en los efectos que tendrá esta elección para la primera potencia mundial como para el resto del mundo.

Gabriela Camacho, politóloga y profesora del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú, analizó junto a Norberto Barreto, profesor de la Universidad del Pacífico, las razones del resultado electoral del pasado martes 8 de noviembre.

Camacho explicó los factores sociales del voto por Donald Trump: “Definitivamente hay un voto blanco y rural, pero no sabemos si es el definitivo. Ha conseguido el voto blanco educado también. En las clases medias no educadas, las mujeres han votado por Trump. En Michigan y Wisconsin, hay personas que no ven salidas frente al impacto de la globalización, la crisis económica y las industrias que se van a otros lugares. A este sector social les funcionaba la idea del sueño americano, porque tenía posibilidades de una vida relativamente acomodada y mandar a sus hijos a la universidad.  Pero ahora no tienen posibilidades reales de tener una casa propia luego de la crisis del 2008 ni mandar a sus hijos a universidades cada vez más caras, hay un gran desfase entre ellos y la anterior generación”.

La profesora de la PUCP sostuvo que los cambios valorativos tan vertiginosos se mezclaron con las demandas económicas: “Los cambios rápidos en lo valorativo siempre son complicados, porque muchos sienten que su estilo de vida están amenazado. Y en este caso se enlazó con su problema económico. Les venden que una cosa tiene que ver con la otra. El voto principal de los demócratas es urbano y muchos de quienes votaron por Trump sienten que tienen al frente a una elite que no los respeta y no los toma en cuenta. Siempre los cambios tan fuertes en valores, producidos en lugares con menos contacto con esta realidad, producen la sensación de amenaza. Ello empata con la crisis económica”.

Camacho se refirió al voto hispano y afroamericano y a las encuestas: “Se esperaba que Hillary ganara el voto hispano en bloque, pero Trump terminó llevándose una parte importante de dicho sector. Clinton no logra movilizarlos masivamente a su favor. En el caso del voto afroamericano, Hillary logra obtener la mayor parte del mismo, pero no los moviliza tanto como Obama. Respecto de las encuestas, muchas de ellas son nacionales, pero no eran tan representativas de los Estados. Y, en los Estados, mucha gente pensaba que ambos candidatos eran lo mismo, por lo que podía decir que votaba por Hillary y a la larga terminaba marcando por Trump”.

La experta en relaciones internacionales también se refirió al control entre poderes del Estado, debido a que los republicanos obtuvieron mayoría en ambas cámaras del Congreso: “Es una situación particular, porque desde 1924 no hay control total de los poderes ejecutivo y legislativo en un solo partido. Vamos a ver como actuan los demócratas. Recordemos que, durante los últimos ocho años, los republicanos tuvieron una actitud bastante infantil, se llegó a cerrar el gobierno en una oportunidad, lo que era algo ridículo para un país desarrollado. Si bien los demócratas no tienen mayoría, pueden molestar”.

Para la docente de la PUCP, el tema migratorio será una de las grandes complicaciones del nuevo gobierno. “Que los mexicanos terminen pagando el muro no es incumplible, dado que se les podría poner un impuesto a las remesas que van hacia México. Con ello, al final Estados Unidos podría terminar construyéndolo en base al producto del trabajo de los migrantes. Hoy ha terminado toda posibilidad de una amnistía masiva como la que proponía Obama, que iba a beneficiar a 5 millones de ilegales. Hay que tomar en cuenta que las maras son el gran efecto de la deportación de migrantes ilegales, lo que generó un fuerte problema de inseguridad en Centroamérica”. También indicó que la complicación frente al cambio climático es real: “Se ha nombrado a una persona que niega el cambio climático en la transición. Holanda ya advirtió que impondría un impuesto a las importaciones estadounidenses si es que no cumplen con los compromisos del Acuerdo de Paris”.

Camacho también se refirió a la política exterior de Trump: “Va a ser más cauto de lo que dice su retórica. Incluso un gobierno como el de Bush, que tenía un fuerte complejo mesiánico, tuvo contrapesos. Veamos como funciona el aparato estatal. De todo lo que Trump ha dicho, lo que probablemente empeore sus relaciones con otros países es una guerra arancelaria con China, que no será tomada a la ligera por la potencia asiática. Mientras que, en la OTAN, Angela Merkel ya tuvo una declaración fuerte sobre el futuro de la relación con Estados Unidos, que debería estar basada en valores democráticos, el respeto a la multiculturalidad y los derechos humanos. Le ha ofrecido a los anticastristas retroceder en Cuba y frente a Venezuela no hará nada. Pero es claro que América Latina no está en la prioridad, hace mucho tiempo, de la agenda de Estados Unidos”.

Finalmente, la politóloga se refirió a la necesaria reflexión que le cabe a los demócratas luego de esta derrota: “Van a tener que hacer una sección de introspección, sobre todo, frente a la percepción de haberse convertido en un partido de élites, que está fuertemente enraizada”.

Lee las declaraciones de Norberto Barreto, historiador y profesor de la Universidad del Pacífico.

 

(15.11.2016)

Otras ediciones del programa

Todos los martes a las 02:00 p.m. por Zona PUCP, la radio por internet de la PUCP.