Las industrias quieren que prevalezca el sabor frente a la salud, Ugarte sobre la Ley de Alimentación Saludable

27/06/2017

En esta edición de Tiempo Global revisamos las implicancias de la adecuación de la Ley de Alimentación Saludable, que ha despertado críticas desde los especialistas. Nos acompaña en esta sección Óscar Ugarte, médico y ex ministro de Salud.

El doctor Ugarte asegura que fue “el tema de la leche lo que ha presionado la aprobación del reglamento [de la ley de Alimentación Saludable emitida en 2013]”. Sin embargo, lo que resulta criticable son las adecuaciones que demanda el reglamento, las cuales hasta duplican los valores admitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Se vienen haciendo gran presión por parte de los lobbies de la industria las cuales no quieren que esto [los sustitutos de la leche, por ejemplo] sea reglamentado”, revela.

Sobre los niveles de la OMS, Ugarte ofrece un ejemplo entorno al uso del azúcar. “El reglamento ha aprobado valores casi dos veces y media más altos que los recomendados por la Organización Mundial de la Salud”, asegura. De acuerdo al especialista esto se debe a que las industrias “no quieren adecuarse, no quieren bajar el azúcar porque es un jale para consumir determinados tipos de bebidas. Si la bajas finalmente no va ha haber este incentivo, que termina siendo perverso, para el consumo”.

Tomando en cuenta que los casos de obesidad han incrementado en el país lo lógico sería esperar una reglamentación coherente con este fenómeno. “El 18% de niños y adolescentes [que va hasta los 18 años] tiene obesidad. Entonces lo que se requiere es una información global en cuanto a la alimentación, pero también hábitos de vida: ejercicios, deporte. Todo un conjunto de actividades que permita un desarrollo normal”, indica.

De acuerdo al ex ministro, la Ley 30021, aprobada desde 2013, estaba en esa lógica “y pone el acento en un aspecto fundamental, que es controlar y regular, durante el tiempo que los chicos están en las escuelas, su alimentación. Y es por eso que hace hincapié en los ejercicios que los niños deben hacer en las escuelas, pero igual pone el acento en los alimentos que los niños comen durante sus horas escolares y que, en gran mayoría son alimentos procesados”, asegura.

El riesgo se presenta cada vez que los productos procesados suelen contener altos niveles de azúcar, sal y grasas procesadas. Elementos que al ser consumidos en exceso pueden producir: hipertensión, diabetes, arteriosclerosis, etc. “Lo que corresponde al Estado ante esto es regular mediante la información”, indica el ex titular de Salud. Cosa que no se ve venir tomando en cuenta el reglamento aprobado.

No te pierdas esta nueva edición de Tiempo Global, el programa del IDEHPUCP emitido todos los martes a través de Zona Pucp.
(27/06/17)

Otras ediciones del programa

Todos los martes a las 02:00 p.m. por Zona PUCP, la radio por internet de la PUCP.