Gabriel de la Cruz: "El espacio más violento para las personas LGTBI es el hogar"

01/03/2016

Tiempo Global, el programa de radio del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú, inició su temporada 2016. Dada la coyuntura electoral, nuestro espacio, conducido por Ramiro Escobar, estará íntegramente dedicado a tocar tópicos vinculados a nuestra Agenda de Derechos Humanos, así como a otros temas de interés dentro de la campaña presidencial y parlamentaria.

En esta edición, Gabriel de la Cruz, coordinador del colectivo No Tengo Miedo, dialogó con nuestro conductor sobre los derechos de los ciudadanos LGTBI y la incorporación de los mismos a los planes de gobierno presentados por los candidatos presidenciales.

De la Cruz indicó que la sociedad peruana, poco a poco, se viene dando cuenta que estamos ante un grupo de ciudadanos vulnerable en sus derechos, pero que no había sido visto como tal. En ese sentido, frente a la campaña electoral de 2011 donde la unión civil solo fue enunciada por el candidato Alejandro Toledo, hoy estamos ante una agenda mucho más visible, gracias a que las movilizaciones de los últimos años han hecho notar a un movimiento social que busca la igualdad de derechos en nuestro país.

Desde su perspectiva, De la Cruz remarcó que diversas organizaciones de la sociedad civil ha venido recogiendo información sobre la situación de la comunidad LGTBI. Al mismo tiempo, la Defensoría del Pueblo es la única entidad estatal que hace el mismo trabajo, en torno a los hechos de violencia, para un informe que será publicado en los próximos meses. De acuerdo a las cifras que maneja, el activista indicó que “el espacio más violento para las personas LGTBI es el hogar. Se aprecia violencia física y verbal por parte de los padres y otros familiares para reprimir a quien es gay o lesbiana. Se trata de casos que debería ser registrados y procesados como violencia doméstica pero, a diferencia del feminicidio, no se cuenta con programas especiales ni lugares de acogida para las víctimas de estos sucesos”. En particular, consideró importante la necesidad de contar con campañas y estrategias para que las personas que hayan sido impactadas por violencia puedan contar sus historias.

El representante de No Tengo Miedo indicó que la visibilidad es el arma más poderosa que tienen los ciudadanos LGTBI. Sin embargo, señaló que muchas personas no hacen pública su orientación sexual porque existe mucho temor sobre la posible pérdida de trabajo y oportunidades, así como dificultades en el hogar. Por ello, resulta importante que quienes estén en la esfera pública hagan visible su orientación sexual y su compromiso con los derechos LGTBI. El actor y gestor cultural resaltó que las diferencias al interior de los partidos sobre esta agenda revela dos problemas: de un lado, cómo los partidos políticos no funcionan como una institución orgánica, sino que estamos ante coaliciones coyunturales para alcanzar el poder: de otro lado, el temor que tienen algunas agrupaciones en tocar estos temas porque consideran que podrían perder votos frente a un sector de electores que es conservador.

De la Cruz señaló que, además de estos problemas, existe en nuestra clase política mucho desconocimiento sobre los ciudadanos LGTBI, debido a la falta de formación sobre temas de diversidad e identidad sexual. Remarcó que el colectivo que representa ha buscado acercarse a todas las agrupaciones políticas para presentarles sus temas de preocupación. Encontró poca receptibilidad por parte de Fuerza Popular y Alianza Para el Progreso, partidos que no incorporar sus demandas en sus planes de gobierno e incluso llevan como postulantes a personas contrarias a esta causa. En el caso de Alianza Popular, si bien en el APRA existe un grupo LGTB reconocido y candidatos proclives a respaldar su agenda como Mauricio Mulder y Javier Barreda, existen dificultades en abordar el tema por la coalición con el Partido Popular Cristiano.

En torno a partidos que sí han incorporado la agenda LGTBI en sus planes de gobierno, tanto Todos Por el Perú como Peruanos Por el Kambio están a favor de la Unión Civil, mientras que el Frente Amplio apuesta por el matrimonio igualitario. En el caso de TPP, también se propone legislación sobre crímenes de odio, incorporación de la identidad sexual en el Plan Nacional de Derechos Humanos, modificar la Constitución para incorporar la discriminación por orientación sexual y la lucha contra el bullying homofóbico. Mientras que el FA cuenta con una base LGTBI, con candidatos al Congreso y un plan especialmente dedicado a estos ciudadanos, donde se propone una ley de identidad de género y una entidad estatal dirigida a este sector de ciudadanos. Finalmente, en lo que se refiere a PPK, resaltó que propone el registro de violencia contra personas LGTBI y protocolos para enfrentar actos de violencia contra estos ciudadanos.

Por último, De la Cruz indicó que los problemas de la comunidad LGTBI no eran ajenos a los del resto de la sociedad. Así, señaló que los menores que tienen esta orientación sexual son quienes más sufren violencia de sus padres, profesores y tutores. Mientras que los problemas de inseguridad ciudadana comprenden a las constantes agresiones de las personas trans, por parte de la Policía y el Serenazgo.

Tiempo Global toca temas de actualidad nacional e internacional, vinculados con las materias de trabajo de nuestro Instituto.

(01.03.2015)

Otras ediciones del programa

Todos los martes a las 02:00 p.m. por Zona PUCP, la radio por internet de la PUCP.