02/08/2022

Declaración de la Sra. Elizabeth Salmón, nueva Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea

1 de agosto de 2022

El día de hoy asumo el mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para actuar como la cuarta Relatora Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea (RPDC). Me siento profundamente honrada por la confianza depositada en mí para cumplir con esta misión tan importante y desafiante. Asumo este mandato con un fuerte sentido de responsabilidad y compromiso hacia los ciudadanos de la RPDC y, en general, con la protección y promoción de los derechos humanos y el avance de la la paz en la península de Corea.

Los esfuerzos realizados por los tres Relatores Especiales que me precedieron no han dejado dudas de que una de las mayores dificultades para mejorar la situación de los derechos humanos es la escasez o la falta absoluta de canales de diálogo con las autoridades o funcionarios de la RPDC. Por ello, una de mis principales prioridades es esforzarme al máximo para construir oportunidades y abrir espacios de intercambio con el Gobierno y también para preservar y multiplicar las fuentes de información sobre los distintos aspectos de la situación de los derechos humanos en el país. Estos esfuerzos deben incluir invitar a las diferentes agencias y mandatos del sistema de la ONU a comprometerse con mi mandato para diversificar las oportunidades para construir una relación de trabajo con el Gobierno.

Además de esta prioridad estratégica, mi mandato permanecerá firmemente dedicado a un enfoque centrado en las víctimas. En las últimas décadas hemos aprendido que las víctimas siempre deben ser el centro de cualquier esfuerzo humanitario o de derechos humanos. La legitimidad y eficacia de tales esfuerzos dependen igualmente de ese enfoque. Por lo tanto, mi trabajo se enfocará fuertemente en fortalecer las oportunidades para que las voces ignoradas sean escuchadas y amplificadas. Como la primera mujer nombrada para este mandato, estoy decidida a dedicar especiales esfuerzos para llamar la atención de la comunidad internacional sobre las necesidades y adversidades de las mujeres y las niñas.

“Buscaré la cooperación de organizaciones de la sociedad civil, grupos de víctimas, gobiernos relevantes y otros actores que se han involucrado en cuestiones de derechos humanos en Corea del Norte”

Adicionalmente, es bien sabido que la situación de los derechos humanos en la RPDC se ha vuelto más difícil durante los últimos dos años y medio debido a las severas medidas tomadas para hacer frente a la pandemia de Covid-19. El pueblo de Corea del Norte se enfrenta a nuevas y graves dificultades, las cuales se suman a los abusos que se vienen cometiendo desde hace décadas y que no deben pasarse por alto, como la situación en el sistema penitenciario. Es urgente encontrar vías efectivas para llevar socorro, asistencia humanitaria, diálogo y cooperación para mejorar la situación de los derechos humanos en el país. Esto dependerá de que el Gobierno se abra a un diálogo más constructivo y también del enfoque de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU sobre sus políticas en materia de paz, seguridad y derechos humanos.

Para hacer esto posible, además de acercarme al Gobierno y la sociedad de la RPDC, buscaré la cooperación de organizaciones de la sociedad civil, grupos de víctimas, gobiernos relevantes y otros actores que se han involucrado en cuestiones de derechos humanos en Corea del Norte, invitándolos a unir fuerzas con mi mandato. Estoy convencida de que la solidaridad internacional es un recurso importante que debe movilizarse con más decisión en la tarea de proteger los derechos humanos en Corea del Norte.

También consultaré el recurso invaluable del trabajo sobresaliente que ya han realizado mis predecesores y colegas, los ex relatores especiales el Sr. Vitit Muntarbhorn, el Sr. Marzuki Darusman y el Sr. Tomás Ojea Quintana. Sus informes, declaraciones y recomendaciones ya son una hoja de ruta para el trabajo que empiezo hoy.

Tengo la intención de hacer mi primera visita a la República de Corea lo antes posible y diseñar un plan de trabajo integral en las próximas semanas. Tengo previsto presentar mi primer informe en el que se establecen los objetivos y actividades a corto y medio plazo a la Asamblea General en octubre de este año.

Espero reunirme con muchos de ustedes muy pronto y trabajar juntos en la misma dirección.

FIN 


Sra. Elizabeth Salmón (Perú) es nombrada como la primera mujer Relatora Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea por el Consejo de Derechos Humanos el 1 de agosto de 2022. Es Profesora de Derecho Internacional en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. También es Directora Ejecutiva del Instituto de la Democracia y los Derechos Humanos de la misma universidad (IDEHPUCP). Es Doctora en Derecho Internacional por la Universidad de Sevilla (España).

La Profesora Salmón fue miembro del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y Experta Consultora de la Jurisdicción Especial para la Paz de Colombia. Se ha desempeñado como consultora en el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Defensa del Perú, en la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú, en las Naciones Unidas y en el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). También participa como ponente en numerosos seminarios, conferencias y eventos alrededor del mundo y es autora de varias publicaciones en Derecho Internacional Público, Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Derecho Penal Internacional, Derecho Internacional Humanitario y Justicia Transicional.

Se puede contactar a la Relatora Especial en hrc-sr-dprk@un.org

Para obtener más información y solicitudes de los medios, comuníquese con: Sra. Madoka Saji (+82 10-4230 3523 / madoka.saji@un.org)

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: