02/06/2020

[Amigos con Derechos] Episodio 05: "Familiares de las víctimas del conflicto armado interno solicitan mayor apoyo del Estado ante la pandemia"

En el quinto episodio de Amigos con Derechos de la presente temporada, se analizó la actual situación de los familiares de las víctimas del conflicto armado interno (CAI) en el Perú. Recordemos que desde el primer caso de COVID-19 anunciado oficialmente en el país, el gobierno comenzó a implementar medidas de apoyo a los grupos vulnerables, entre las que se encuentran los subsidios estatales, con el fin de reducir el perjuicio económico derivado de las medidas de emergencia, aislamiento e inmovilización social.

En el primer bloque Luyeva Yangali, presidenta de la Asociación Nacional de Familiares de Asesinados, Desaparecidos, Ejecutados (Anfadet), denunció que son muchas las y los familiares de las víctimas del CAI que no han recibido atención en estas circunstancias.

A pesar de que las organizaciones siguen en contacto, indica que afrontan actualmente dificultades económicas. Demanda además respuestas desde el Ejecutivo. Yangali revela que hasta la fecha no han logrado comunicarse con el ministro de Justicia, lo cual dificulta las coordinaciones de apoyo. “El actual ministro no nos conoce. No parece tener la voluntad. Entiendo que tiene otros trabajos, pero sería bueno que al menos nos envíe un mensaje”, comentó.

Sobre el tema de los bonos universales, Yangali considera que no se debería someter a las familias de las víctimas del CAI a un nuevo filtro, pues estas ya se encuentran en el Registro Único de Víctimas, lo cual documenta su condición de vulnerabilidad. Advierte que en muchos casos lo que realmente se pide es una reparación moral.

Otro problema que detecta la presidenta de Anfadet es que, si bien es posible que varias de las personas involucradas se encuentren registradas para percibir una subvención, para hacerlo efectivo necesitan inscribirse en la página web o en un celular con acceso a Internet. “Muchos familiares viven alejados y solo cuentan con un equipo básico. Hay que llamarlos en vez de pedirles que se inscriban”, indicó.

En el segundo bloque Iris Jave, investigadora del Idehpucp, inició la entrevista resaltando que las dificultades de víctimas de la violencia para acceder a atención estatal ante la pandemia no son algo nuevo. Explicó que el Estado no ha entendido y asumido oportunamente que las víctimas del CAI son ahora un grupo vulnerable que se encuentra todavía en una situación de pobreza. Esto afecta especialmente a las personas adultas mayores, que no tienen los recursos necesarios para subsistir adecuadamente durante la pandemia.

Sobre los pedidos de las y los familiares recuerda que son demandas existentes desde hace 30 años y que incluso ahora son las nuevas generaciones las que solicitan el reconocimiento del Estado para mantener. Se trata, así, de una cadena de reparación. En muchos casos, resalta, lo que buscan es un reconocimiento; es decir, que se las tome en cuenta.

Finalmente, Iris Jave coincide con Yangali en que el pedido va más más allá de saber si son o no beneficiarias de un bono; las víctimas quieren que se les brinde información y sobre todo sentirse escuchadas. Jave consideró que la actual situación de falta de apoyo y comunicación es como una repetición del ciclo de hace 30 años, cuando “nadie les daba razón de nada”.

Pueden ver el programa aquí

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje:

4 Comentarios:

Steve

No podemos seguir todo el tiempo esperando a que el Estado toque las puertas de estas personas para entregarles apoyo, ha pasado tanto tiempo, han nacido nuevas generaciones y no se puede seguir alimentando del pasado. La vida continua y como todos los peruanos debemos de forjar nuestros destinos con esfuerzo y dedicación.
Escribe el esposo de una víctima del terrorismo.

Gina M

somos tantas las victimas afectadas y hasta hoy en día el estado no nos brinda ningún tipo de ayuda, muchos perdieron sus hijos, hermanos, madres y padres como lo es mi caso, perdí a mi padre el año 1989 y hasta el día de hoy ni un solo rastro de mi padre, duele tanto que el estado nos ponga trabas para cualquier apoyo que como dicen muchos la vida continua y nos estamos forjando solos nuestro destino, pero es deber del estado brindar algo de apoyo para quienes hemos tenido la mala suerte de sufrir aquellos actos de dolor.

Máximo Gómez

En tiempos de pandemia necesitamos apoyo del Estado muchos somos que a la fecha no logramos ser atendidos estudio de nuestros hijos, otros vivimos en habitaciones construido por Banco materiales y no podemos pagar

Dorliza

La verdad, toda mi familia fue desplazada, huimos, lloramos a mi padre por 8 años, porque había desaparecido y nos dijeron que había caído en un enfrentamiento; pero no fue así, al fin pudo huir y estar nuevamente con nosotros. Otro familiar nunca más volvió después de ser secuestrado por el terrorismo. Todos estamos lastimados por la violencia terrorista vivida en el Perú. Ni siquiera nos hemos inscrito en el RUV, ni sabemos cómo se hace.