21/01/2020

Nuevos rostros contra la corrupción (*)

 

Por: Iris Jave – Investigadora Idehpucp y miembro del Grupo Interdisciplinario Memoria y Democracia de la PUCP.

La encuesta del IOP indaga acerca de las expectativas de la población en torno a las tareas que deben priorizar los congresistas que resulten elegidos este domingo 24 de enero. La lucha contra la corrupción (64.4%) y la lucha contra la inseguridad ciudadana (48.5%)  aparecen como los problemas más importantes de atender; ello expresa un llamado de atención de la ciudadanía hacia el nuevo Congreso en el sentido de asumir tareas efectivas ocupándose de temas fundamentales que hoy afectan la convivencia ciudadana.

En la lucha contra la corrupción, resulta alentador que el 69% de jóvenes entre 18 y 29 años se expresa a favor de ella. Recordemos que ha sido la población joven quien asumió una participación activa respecto de las investigaciones en torno a la red de corrupción que se derivó del caso Odebrecht, y de las decisiones de las máximas instancias del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional.

Aunque la encuesta se ha realizado solo a nivel de Lima metropolitana, vale destacar que la preocupación por la lucha contra la corrupción obtiene un mayor porcentaje en el nivel socioeconómico C (66.1%) y D (64.2%) frente al A (61.3%). Resulta pertinente señalar la diferencia, frente a algunas narrativas de medios de comunicación que argumentan una falta de interés de estos sectores en la lucha contra la corrupción.

En cuanto a la inseguridad ciudadana, el porcentaje de preocupación es más alto en las mujeres (49.2%) que en los hombres (47.9%), ello debido a que son las mujeres quienes se encuentran más expuestas a los problemas de inseguridad ciudadana. Del mismo modo, es el sector socioeconómico D/E (58%) que coloca la cifra más alta para demandar atención sobre este tema de parte del nuevo Congreso. En contraste el sector A/B plantea el 42.9% mientras que el sector C el 45.8%.  Menor infraestructura y presupuesto en seguridad ciudadana de acuerdo a los sectores socioeconómicos, explican las percepciones.

La mayor expectativa de las personas encuestadas se encuentra en el ingreso de nuevos personajes a la arena política (74.1%), seguido de mejorar la calidad de la representación política (54.4%). Ello puede ser leído como una contradicción, si se compara con el bajo porcentaje que las personas encuestadas le otorgan a la reforma política (24%). Se requiere de esta reforma para cambiar el sistema de partidos y la calidad de la participación e inclusión de representantes con poco espacio en la vida política formal, como la población indígena, afroperuana o LGTBI, por mencionar algunos de los grupos menos representados. Sin esos cambios, no es posible contar con nuevos políticos y políticas que asuman una representación real de sus votantes, escuchando y deliberando alrededor de sus demandas colectivas. Como sabemos el anterior Congreso fue renuente a realizar una reforma política integral, y solo aprobó algunos cambios, pero no los fundamentales como por ejemplo la alternancia en las listas, que permite asegurar la elección de un hombre y una mujer en igualdad de condiciones.

Ojalá que las expectativas de las y los electores que acudiremos a votar este domingo, se resuelvan eligiendo a los candidatos y candidatas que mejor respondan a estas preocupaciones ciudadanas y no se termine votando por “los políticos de siempre”(40.9%). La lucha contra la corrupción está en el centro de las preocupaciones ciudadanas, esperemos que las y los nuevos congresistas las asuman como una tarea principal de su mandato.

(*) Comentario difundido en el Boletín N°165 del Instituto de Opinión Pública que trata sobre las elecciones congresales que se realizarán este domingo. Pueden revisar el informe completo aquí.

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: