30/03/2020

¿Qué determina el apoyo ciudadano a políticas migratorias restrictivas en el Perú?

Por Alexander Benites,  asistente de investigación

¿Por qué ha aumentado la oposición ciudadana a la migración venezolana? En el año 2018, una encuesta elaborada por el Instituto de Opinión Pública (IOP) mostró que, en Lima Metropolitana y Callao, el 17% de las personas encuestadas declararon apoyar a que el Estado peruano prohíba la entrada de personas venezolanas al país. Esta proporción, sin embargo, casi se duplica en el año 2019, mostrando un panorama desalentador para la integración de esta población.[1] En ese sentido, ¿cuáles son las variables que podrían estar motivando esta tendencia?

Sobre esta problemática, algunos trabajos han sido capaces de identificar por qué algunos ciudadanos y ciudadanas, en determinadas situaciones, están dispuestas a apoyar una política de cierre de fronteras. Por un lado, algunas investigaciones muestran que el hecho de que las personas opten por este tipo de medidas responde a las consecuencias que consideran la migración es capaz de generar.[2] Se plantea que, por ejemplo, los impactos negativos que la migración puede tener en la economía nacional, o en la disminución de oportunidades de empleo, genera ansiedad en las y los ciudadanos, haciendo que estos se posicionen en contra de la migración.

Sin embargo, otra línea de trabajos defiende que más que las consecuencias de la migración como tal, la oposición a esta depende de quién es la persona migrante. La idea de un “otro”, con una cultura ajena y características negativas, muchas veces construido por el discurso de los medios y las élites políticas, produce actitudes poco favorables hacia el mismo y despierta reacciones emocionales negativas que desembocan en el apoyo hacia políticas migratorias más cerradas desde el Estado.[3]

Concretamente en el caso peruano, ¿qué explica que algunas ciudadanas y ciudadanos estén a favor de impedir la llegada de más personas venezolanas al país? Y, de la misma forma, ¿qué pesa más al momento de decidir apoyar una política migratoria restrictiva desde el Estado? ¿Son las consecuencias que la migración puede generar o son las características negativas asociadas a ese “otro” migrante? La tabla presentada a continuación pone a prueba estas dos hipótesis, manteniendo como constantes algunas variables de control como el sexo, la edad, el nivel socioeconómico y el nivel educativo de la persona encuestada:

Determinantes de la oposición ciudadana a la migración*

Variable: Apoyo a que no entren más
personas venezolanas al país[4]
El “otro” migrante venezolano[5] (+)
Consecuencias económicas negativas de la migración[6] (+)
Aumento de la delincuencia por la migración
Sexo
Edad (+)
Nivel socioeconómico
Nivel educativo (-)

(*) Modelo de regresión logística binomial. Las casillas con signos positivos indican que la variable resultó tener impactos estadísticamente significativos en la probabilidad de apoyar a que no entren más personas venezolanas al país, mientras que aquellas con signos negativos indican impactos inversos en dicha probabilidad. Base de datos: IOP (2019).

Como se observa, los resultados del análisis arrojan que son las creencias en torno a las consecuencias negativas de la migración en la economía y las características negativas asociadas al “otro” migrante venezolano, las variables que están relacionadas con el apoyo a una política migratoria cerrada desde el Estado. Sorprendentemente, además, las consecuencias que -se supone- la migración puede generar en el aumento de la delincuencia en el país, como ha sido señalado en numerosas declaraciones de autoridades políticas,[7] no demuestra tener impactos en el apoyo a este tipo de medida. Y, por su parte, mientras mayor es la edad de la persona encuestada, la probabilidad de apoyar estas medidas también aumenta, mientras que mayores niveles educativos la disminuyen.

Entrando en mayor detalle, entre las consecuencias económicas de la migración y las características negativas asociadas al otro migrante, es esta última variable la que demuestra tener el mayor impacto en la probabilidad de apoyar una política que impida el ingreso de más personas venezolanas al Perú. Tener miedo de las personas venezolanas, considerarlas como deshonestas y poco fiables aumenta la probabilidad de apoyar restricciones públicas a su ingreso en un 7%. En comparación, creer que más personas venezolanas reducirán las oportunidades laborales y perjudicarán la economía del país solo aumenta esta probabilidad en un 3%.

Lo que muestran estos resultados es que una buena parte de la oposición ciudadana a la migración recae en la construcción que se realiza sobre quiénes son las personas venezolanas. Y mucha de esta construcción tiene más que ver con un discurso manejado por élites políticas y rebotado por medios de comunicación, que con un real contacto e interacción de ciudadanas y ciudadanos peruanos con personas venezolanas. Así, muchos medios utilizan eventos aislados para construir generalidades y estereotipos sobre esta población, lo que genera reacciones negativas desde la ciudadanía y produce más trabas a la integración de estas personas.[8]

Finalmente, es importante que muchas de las ideas sin sustento sobre las cuales se construyen estos prejuicios sean rebatidas desde la academia y la sociedad civil, con la finalidad de contribuir al desarrollo de una adecuada respuesta estatal, que busque mitigar las condiciones de vulnerabilidad a las que se enfrenta la población venezolana. Todo ello es de particular importancia en el contexto actual de grave afectación de la salud pública, en el que este sector de la ciudadanía se ve invisibilizado, los riesgos se acrecientan, y la respuesta del Estado para mitigarlos aún no existe.


[1] IOP (2019). Cambios en las actitudes hacia los inmigrantes venezolanos en Lima y Callao 2018-2019.
[2] Citrin, J., Green, D. P., Muste, C., & Wong, C. (1997). Public opinion toward immigration reform: The role of economic motivations. The Journal of Politics59(3), 858-881.
[3] Brader, T., Valentino, N. A., & Suhay, E. (2008). What triggers public opposition to immigration? Anxiety, group cues, and immigration threat. American Journal of Political Science52(4), 959-978.
[4] Variable dicotómica, donde el valor de 0 es equivalente a optar por cualquier otro tipo de política migratoria y el valor de 1el apoyo a que no entren más personas venezolanas al país.
[5] Índice aditivo compuesto por tres variables ordinales, de cuatro niveles, donde el nivel 1 es equivalente a “muy en desacuerdo” y el valor de 4 “muy de acuerdo”. La primera hace referencia a si se considera que las personas venezolanas son deshonestas, la segunda si se considera que no se debe confiar en las personas venezolanas, y la tercera si es que la persona tiene miedo de las personas venezolanas.
[6] Índice aditivo compuesto por dos variables ordinales, de cuatro niveles, donde el nivel 1 es equivalente a “muy en desacuerdo” y el valor de 4 “muy de acuerdo”. La primera hace referencia a si se considera que la migración venezolana tendrá consecuencias negativas en la economía, y la segunda si se considera que la migración venezolana le va a quitar empleos a personas peruanas.
[7] Perú crea grupo de élite para combatir delincuencia causada por migrantes. Disponible en: https://www.voanoticias.com/a/peru-policia-delincuencia-venezuela-migrantes-/5254812.html
[8] Blouin, C. (2019). Nada sorprendente, todo preocupante: miedos alrededor de la migración venezolana. Estado de la opinión pública. Boletín Nº166. Disponible en: http://repositorio.pucp.edu.pe/index/handle/123456789/169459

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: