06/05/2020

Vuelve “Amigos con derechos”, el podcast de Idehpucp

En el primer programa de la temporada se analizó la situación actual de los migrantes y refugiados en el Perú, con especial atención en la población venezolana.

 

Amigos con Derechos”, el podcast de Idehpucp, se adaptó a los cambios que exige la situación actual y a partir de esta temporada realizará sus programas semanales a través de las videoconferencias.

En su primer programa, siempre con la conducción de Kathy Subirana, se abordó el caso de los migrantes y refugiados en el Perú, quienes actualmente sufren las repercusiones de la pandemia. El episodio se enfocó en detectar los principales problemas que enfrentan al ser un grupo vulnerable con escaso acceso al sistema de salud y con una precaria economía diaria.

Migrantes y refugiados

En el primer bloque entrevistamos a Federico Agusti, representante de ACNUR en Perú.  Agusti resaltó que nuestro país ha vivido en los últimos años una situación repentina al convertirse en uno de los principales países que recibe migración de forma masiva. Este es un fenómeno reciente pues históricamente su población estaba acostumbrada a desplazarse fuera del país que a recibir migrantes y refugiados.

Sobre estos dos términos – que leemos o escuchamos en medios – Agusti establece una clara distinción: un migrante es quien busca salir a otro país de forma planificada y voluntaria para buscar mejores oportunidades laborales, o una nueva carrera o probar suerte. Se considera que migrar es, en general, la intención de mejorar la calidad de vida. Un refugiado es quien debe salir de su país de origen pues considera que su vida o libertad se encuentra en peligro y necesita además de la protección internacional pues en su propio país sus derechos se encuentran afectados. “Para el refugiado irse de su país no es una opción, es necesario para cuidar su integridad”, aseveró.

Agregó que existe los llamados “flujos mixtos” donde la persona que emigra tiene ambas necesidades: mejorar su condición de vida, pero también escapar de un país donde se vienen afectando los derechos humanos.

Entre los datos a destacar, reveló que entre personas en situación de migración regular e irregular la población venezolana actualmente en Perú alcanza un aproximado de 900 mil personas, la gran mayoría focalizados en Lima y Callao.

Para destacar, indica que el Perú recibe la mitad de solicitudes de refugio de venezolanos a nivel mundial, lo que considera un dato importante pues demuestra que este es un país que viene dando una respuesta positiva a los pedidos de ingreso. El problema surge cuando el migrante llega y se encuentra con necesidades estructurales como acceso a la educación para sus hijos o al sistema de salud gratuita.

En este momento, durante la pandemia, se está buscando que los niños sin importar su nacionalidad o condición migratoria, puedan acceder al sistema remoto de enseñanza que se viene trabajando con el Estado. Algo similar ocurre con el sistema de salud, donde el MINSA aprobó que de forma temporal todas las personas en el país tengan acceso al Seguro Integral de Salud (SIS) si presentan síntomas o crea haber sido contagiado por el COVID-19.

Finalmente, indica que ACNUR busca contactarse – al menos de forma remota – con familias de venezolanos y darles recursos que les permite adquirir comida, pagar alquiler u obtener medicamentos. Ya vienen ayudando a más de 7 500 personas, y junto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), se busca dar soluciones a problemas diarios.

Derechos que no deben restringirse 

En el segundo bloque Cécile Blouin, investigadora de Idehpucp y especialista en movilidad humana, empezó la entrevista indicando que todos los fenómenos de movilidad son complejos de por sí, y además en tiempos de pandemia las medidas que ha tomado el Estado son muy drásticas, pues ha cerrado las fronteras de todo tipo, generando un impacto en la migración de personas que desean entrar o salir del país.

En el caso de las personas que quieren volver a su país, son impedidos de ingresar, vulnerando el derecho al retorno, “reconocido incluso por el marco peruano con la Ley de retorno”. En el caso de los desplazamientos internos considera que debe existir mejores protocolos sanitarios, fijar rutas seguras, y un mayor registro al recabar información sobre quiénes están buscando desplazarse y hacia dónde se dirigen.

Además de la población venezolana que busca volver a su país, existe grupos que se quedaron en tránsito como la población haitiana o personas que vienen desde el África. En el caso de los venezolanos que buscan retornar, se encuentran con fronteras cerradas y les es impedido también este derecho al retorno.

Más adelante Blouin comentó sobre los derechos limitados que las personas venezolanas encuentran en plena pandemia, como son el no poder acceder a programas de rescate económico por su condición migratoria. Considera que esto es un atropello a sus derechos pues el rescate debe ser para todos los que se encuentran en una situación económica precaria, independiente de la nacionalidad que tengan. Este problema se agudiza en aquellos que acaban de llegar al Perú, sin familiares cerca y en condición irregular con el miedo de salir a las calles a trabajar o buscar empleoy ser intervenidos por las autoridades.

Pueden volver a ver el programa completo aquí:

 

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje:

1 Comentarios:

Walter fernandez

Muy buen programa