17/05/2016

La democracia en América Latina: obtenerla, mantenerla, perderla

a_MG_7679Alberto Vergara, investigador del Weatherhead Center for International Affairs de la Universidad de Harvard, brindó la conferencia inaugural del XII Encuentro de Derechos Humanos. Ciudadanos: la democracia no llega sola, donde hizo un balance sobre la democracia en nuestra región, a partir de los retos que tuvo durante los últimos años: administración de la bonanza económica, problemas de corrupción, conflictos sociales y el surgimiento de autoritarismos competitivos en algunos países.

Con el título “La democracia en América Latina: obtenerla, mantenerla, perderla”, el destacado politólogo peruano explicó los distintos momentos por los que ha pasado el sistema político en nuestra región, desde la década de 1970 hasta la actualidad, al mismo tiempo que analizó y criticó las posiciones que se tuvo desde la academia en torno a la permanencia de regímenes democráticos y autoritarios.

A criterio de Vergara, “ningún resultado en torno al régimen político se encuentra escrito de antemano. La democracia no llega sola y no se va sola”. Sostuvo que actualmente conviven dos tipos de sistema en América Latina. De un lado, autoritarismos competitivos, con elecciones periódicas, pero con serias dificultades para tener una competencia política justa y con claros indicios de recorte de derechos hacia los opositores. De otro lado, democracias donde se respetan las garantías básicas para los ciudadanos, pero frente a las cuales existe gran insatisfacción, debido a las expectativas que se tiene en torno a ellas. En ambos casos, estos regímenes se han consolidado en medio de una importante bonanza económica para la región.

En los comentarios a la conferencia, la politologa y docente de la PUCP Gabriela Camacho Garland se detuvo en dos actores clave para la consolidación de la democracia en la región: los partidos políticos y los líderes. En el primer caso, sostuvo que actualmente tenemos agrupaciones políticas con serios problemas de representación y a los que no se les encuentra un reemplazo. Mientras que, en el caso de los segundos, resulta claro que liderazgos como los de Hugo Chávez y Alberto Fujimori fueron claves para generar regímenes autoritarios, pero que, en democracias más consolidadas, pueden ser atajados por instituciones fuertes, como ocurrió en Colombia con Álvaro Uribe.

Por su parte, el historiador Antonio Zapata señaló que, en un periodo amplio que va desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, se han tenido 7 transiciones entre autoritarismos y democracia. Sostuvo que la democracia peruana se ha perdido por pleitos incesantes, un sistema de partidos ineficiente, problemas de corrupción y un Estado de Derecho que no logra conectar con lo popular. Mientras que los autoritarismos caen debido a que sus líderes buscan atornillarse en el poder, generan violencia contra sus opositores y tienen mayores casos de corrupción. Al final, concluyó, en ambos regímenes la falla se encuentra en el Estado.

El XII Encuentro de Derechos Humanos. Ciudadanos: la democracia no llega sola es coorganizado por el Instituto de Democracia y Derechos Humanos y la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

(17.05.2016)

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje: