El IDEHPUCP cuenta con un programa de radio sobre actualidad nacional e internacional
Inicio » Opinión

El enfoque de género vs. la “ideología de género”: los derechos en disputa y las respuestas del Estado

Demanda por un enfoque de género

En agosto del 2016 fuimos testigos de una de las movilizaciones más multitudinarias de los últimos años. Más de medio millón de personas en todo el país asistieron a la marcha “Ni Una Menos” contra la insostenible situación de violencia de género. En esta intensa coyuntura se pudo discutir la agenda de demandas y respuestas que debían exigirse al Estado. Dentro del movimiento, fue volviéndose un consenso que es central que el Estado peruano reconozca los resultados e impactos diferenciados de sus políticas para hombres y mujeres debido a su situación de desigualdad en la sociedad[1]. Es decir, es necesario un enfoque de género dentro de las acciones estatales.

Ante estas demandas, el Estado ha respondido con avances importantes en la aplicación legal del enfoque de género en los entes encargados de atender los hechos de violencia de género, desde la Policía hasta el Poder Judicial. Después de la marcha de Ni Una Menos, se ha dado la aprobación de la Guía de procedimientos para la intervención de la Policía Nacional del Perú en el marco de la Ley N° 30364 para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar[2]; se ha designado a Fiscalías Provinciales Penales a nivel nacional para conocer casos de feminicidio[3]; se ha aprobado el Plan Nacional de Capacitación a jueces, sobre Justicia con perspectiva de Género[4] y se tienen importantes avances en la penalización de la violencia psicológica y la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar gracias al Decreto Legislativo N° 1323[5]. El camino de la efectiva implementación es largo pero las bases iniciales se han creado.

No obstante, también quedaba claro que, para obtener soluciones sostenibles a largo plazo, era indispensable empezar un cambio positivo en las escuelas, que es uno de los espacios principales en donde las ideas de los roles de hombres y mujeres, de relaciones desiguales y de legitimación de la violencia se aprenden y se fomentan. El Ministerio de Educación no fue ajeno a esta demanda y por medio de la resolución Ministerial 281-2016-MINEDU publicada el 03 de junio del 2016 se aprueba el Currículo Nacional de la Educación Básica, que entre otros avances incluye la implementación del enfoque de género.

Contra la “ideología de género”

Para los opositores a la implementación del Currículo Nacional y que promueven la campaña “Con mis hijos no te metas / no a la ideología de género”, el enfoque de género o “ideología de género” es una forma de ocultar componentes dañinos que se estarían agregando a la educación nacional. Para ellos, al mencionar en el documento que los roles entre lo masculino y lo femenino se construyen en la interacción social y la promoción de la sexualidad plena y responsable del estudiante, se estaría incitando supuestamente a “la promiscuidad temprana, a la homosexualidad y a la confusión de las identidades, lo cual podría llevar a problemas psiquiátricos y suicidio de escolares”[6].

Esta postura no parece reflejar con claridad lo indicado en el Currículo Nacional, que plantea la búsqueda de un perfil de estudiante que “toma decisiones con autonomía, cuidando de sí mismo y de los otros, procurando su bienestar y el de los demás. Asume sus derechos y deberes. Reconoce y valora su diferencia y la de los demás”[7]. Partiendo de la lucha contra el encasillamiento en roles, funciones y capacidades sin un sustento[8], complementa con un fomento del autocuidado del cuerpo, de la denuncia ante casos de violencia sexual, a la no discriminación, entre otros. Esta es una respuesta que  parece responder a la problemática de la violencia de género y desigualdad en el país..

Un Estado del lado de los derechos

Ante esta disputa alrededor de la aprobación de este currículo escolar, el Poder Ejecutivo, por medio de al menos nueve ministros (Educación, Cultura, Mujer y Poblaciones Vulnerables, De Comercio Exterior y Turismo, de Justicia y Derechos Humanos, del Ambiente, del Interior, de Desarrollo e Inclusión Social, y de Trabajo y Promoción del Empleo) ha respaldado esta medida y su futura implementación.  A estos pronunciamientos se han sumado diferentes figuras de la sociedad civil nacional y de actores internaciones como las Naciones Unidas[9]. Este apoyo está basado no solo en la irrefutable evidencia de la desigualdad de género que existe en nuestro país, sino también en la evidencia científica que muestra que una educación integral e igualitaria tiene como efectos positivos  la mitigación de factores de riesgo y da mayores posibilidades de bienestar al estudiante[10].

Aunque el poder de algunos sectores en nuestro país parece tan grande como para convocar una marcha masiva , la contraparte la están haciendo no solo actores de la sociedad civil sino también desde el Estado. El Poder Ejecutivo ha asumido hasta el momento la urgencia de la defensa de los derechos de igualdad entre hombres y mujeres. Los diferentes componentes de un enfoque de género,  como el fomento de valores de respeto y autonomía, están posicionándose como derechos que el Estado tiene la obligación de promover para el bienestar de todos los niños y niñas del país, y de la sociedad en su conjunto. Educar a niños y niñas en un ambiente de respeto, conocimiento y bienestar es un pilar indispensable para un futuro sin violencia de género.

Escribe: Tania Gómez, asistente de investigación del IDEHPUCP.

(07.03.2017)


[1] Orientaciones para transversalizar el enfoque de género en las políticas públicas (2012). Ministerio de la Mujer y poblaciones vulnerables. Disponible en: https://www.web.onpe.gob.pe/modTransparencia/implementacion-politicas-genero/Documentos/orientaciones-transversalizar-enfoque-genero.pdf

[2] Véase la Guía de procedimientos para la intervención de la Policía Nacional en el marco de la Ley N°30364 (12 de setiembre del 2016) en https://es.scribd.com/document/327934632/Guia-de-Procedimiento-PNP-Ley30364

[3] Véase la Resolución de la Fiscalía de la Nación (10 de noviembre del 2016) en: http://busquedas.elperuano.com.pe/normaslegales/designan-fiscalias-provinciales-penales-a-nivel-nacional-que-resolucion-no-4606-2016-mp-fn-1452876-1/

[4] Véase la Resolución Administrativa N° 081-2016-P-CE-PJ en http://busquedas.elperuano.com.pe/normaslegales/aprueban-el-documento-denominado-plan-nacional-de-capacitac-resolucion-administrativa-no-081-2016-p-ce-pj-1414238-4/

[5] Véase más sobre el DL N° 1223 y sus aportes en: http://www.indirahuilca.pe/reformas-violencia-de-genero/

[6] Noticia de La República. “Un intenso debate: ideología de género o educación integral”. 25 de enero del 2017. Disponible en: http://larepublica.pe/impresa/sociedad/842614-un-intenso-debate-ideologia-de-genero-o-educacion-integral

[7] Ministerio de Educación. “Currículo nacional de la Educación Básica”. (2016). p. 7. Disponible en: http://www.minedu.gob.pe/curriculo/pdf/curriculo-nacional-2016-2.pdf

[8] Ídem. La República.

 [9] Noticia del El Comercio. “Naciones Unidas felicita avances del Perú en igualdad de género”. 2 de marzo del 2017. Disponible en: http://elcomercio.pe/sociedad/peru/naciones-unidas-felicita-avances-peru-igualdad-genero-noticia-1972875

[10] Ídem. La República.