El IDEHPUCP cuenta con un programa de radio sobre actualidad nacional e internacional
Inicio » Opinión

#NosotrasParamos por la brecha salarial

A tan solo pocos días de conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, el eurodiputado Januz Korwin-Mikke afirmó, durante un debate sobre la brecha salarial en Europa que, al ser las mujeres “más débiles, más pequeñas, menos inteligentes”, se justificaba que ganaran menos que los hombres[1].

Sus declaraciones preocupan y tocan varios temas sensibles, tomando en cuenta que la brecha salarial es un problema a nivel mundial. Según la Oficina Internacional del Trabajo, la brecha salarial en el mundo asciende al 23%[2], lo que quiere decir que, en promedio, las mujeres ganamos 77 centavos por cada dólar que gana un hombre. Por su parte, en el Perú la brecha salarial en el sector público es del 16%, mientras que en el sector privado llega a alcanzar el 29%[3].

Así como el eurodiputado Korwin-Mikke, hay quienes justifican la brecha salarial en el hecho fáctico de que las mujeres trabajan menos horas, lo cual es cierto[4]. Sin embargo, este desbalance en las horas no se debe a las “reducidas” capacidades físicas o intelectuales de las mujeres, sino en el rol que asumen en el cuidado del hogar. Solo en el Perú, semanalmente, las mujeres le dedican 23 horas y 34 minutos más que los hombres al trabajo doméstico, lo que genera que, sumando las horas de trabajo remunerado y trabajo no remunerado, las mujeres peruanas trabajen 9 horas con 15 minutos más que los hombres[5]. La situación empeora si es que tomamos en cuenta, no solo el trabajo doméstico sino también las tareas de cuidado familiar, en el caso de mujeres con hijos/as o responsables de adultos/as mayores.

Es por eso que para acabar con la brecha salarial son necesarias políticas públicas que incluyan el enfoque de género de manera transversal. No solo tomando en cuenta el rol que asumen las mujeres en el cuidado del hogar – el cual es muchas veces impuesto – sino también el rol protagónico que los hombres deberían asumir en dicho espacio. Solo así, considerando a ambos géneros, se podrá reducir la brecha salarial de manera real y efectiva.

#NosotrasParamos

Escribe: Vanessa Cuentas Portocarrero, investigadora del IDEHPUCP.


[1] SÁNCHEZ, Alvaro.” Un eurodiputado polaco: “Las mujeres deben ganar menos porque son más débiles y menos inteligentes”. El País. Madrid, 2 de marzo de 2017. Consulta: 7 de marzo de 2017.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/02/actualidad/1488449299_579937.html

[2] OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO. Las mujeres en el trabajo. Tendencias 2016. Ginebra: OIT. 2016. P. 30. Consulta: 7 de marzo de 2017

http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/—publ/documents/publication/wcms_483214.pdf

[3] GERENCIA DE POLÍTICAS DE GESTIÓN DEL SERVICIO CIVIL. La Mujer en el Servicio Civil Peruano 2017. Lima: Autoridad Nacional del Servicio Civil. 2017. P. 11. Consulta: 8 de marzo de 2017.

http://storage.servir.gob.pe/servicio-civil/Informe_La_Mujer_en_el_Servicio_Civil_Peruano_2017.pdf

[4] OFICINA INTERNACIONAL DEL TRABAJO. Op. Cit., p. 30.

[5] INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA. Perú: Brechas de género 2016. Avances hacia la igualdad de mujeres y hombres. Lima: 2016. P. 36. Consulta: 7 de marzo de 2017. http://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Est/Lib1388/Libro.pdf