11/08/2014

Henry Pease en el recuerdo

Henry PeaseEl Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (IDEHPUCP) lamenta profundamente el fallecimiento del doctor Henry Pease García, expresidente del Congreso de la República quien, hasta la fecha de su deceso, se desempeñó como profesor principal del Departamento de Ciencias Sociales y director de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de nuestra casa de estudios.

La trayectoria política y académica de Pease tuvo como centro su compromiso con el fortalecimiento de la democracia y el respeto de los derechos humanos.

Entre 1984 y 1986, Pease fue teniente alcalde de Lima, durante la gestión de Alfonso Barrantes Lingán. Propició el consenso entre las fuerzas políticas que integraron el Concejo Metropolitano y, años después, escribió algunos trabajos en torno a los gobiernos locales y al proceso de descentralización.  En los últimos años, encabezó el equipo que elaboró el Plan Regional de Desarrollo Concertado de Lima 2012 – 2025, aprobado durante la actual administración municipal metropolitana.

Durante los años del gobierno de Alberto Fujimori, Pease fue un congresista opositor que denunció los atropellos contra la institucionalidad que cometió dicho régimen, que vulneró la Constitución Política promulgada en 1993 en reiteradas oportunidades. Votó en contra de todas aquellas medidas legislativas destinadas a consagrar el debilitamiento del Estado de Derecho en el Perú, así como para consagrar la segunda reelección de Alberto Fujimori. Varios de sus textos académicos están dedicados al análisis y caracterización de lo ocurrido durante la década de 1990, sin dejar de lado la mirada del actor político.

Fue un actor clave en la transición democrática que vivió el país y, durante el gobierno de Alejandro Toledo, impulsó un proceso de reforma constitucional integral, que tuvo la participación de académicos, miembros de organizaciones de la sociedad civil. Desafortunadamente, por intereses políticos menores, este proyecto no pudo ser aprobado. Sin embargo, como parte de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas propició la celebración de Seminarios sobre Reforma del Estado y la realización de publicaciones sobre reforma política, preocupación en la que permaneció hasta los últimos días de su vida.

Pease García fue uno de los primeros líderes de la izquierda peruana en condenar, sin atenuantes, la violencia ejercida por Sendero Luminoso y el MRTA contra la democracia peruana. En 1989, cuando era candidato presidencial de Izquierda Unida, convocó a una Marcha por la Paz que se realizó en noviembre de aquel año, con la presencia de personalidades de diversas tiendas políticas, organizaciones sociales y movimientos eclesiales de base.  Cuando era miembro del Congreso Constituyente Democrático, en abril de 1993, fue el primer parlamentario que denunció el asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad Nacional de Educación La Cantuta, crimen cometido por el Destacamento Colina y por el cual Alberto Fujimori cumple una pena de 25 años de prisión.

En 2003, participó en la sesión institucional de balance y perspectivas convocada por la Comisión de la Verdad y Reconciliación sobre el rol que tuvo la izquierda peruana durante los años del conflicto armado interno.  Como presidente del Congreso de la República recibió, a nombre de este poder del Estado, el Informe Final de la CVR.  Durante los años siguientes, defendió la labor realizada por este grupo de trabajo y sus principales conclusiones.

Finalmente, Pease cumplió con una labor fundamental en la formación de jóvenes comprometidos con la democracia y la política. Desde 1971 hasta pocas semanas antes de su deceso, dictó el curso Realidad Social Peruana en Estudios Generales Letras, en la que varias generaciones de alumnos de la Pontificia Universidad Católica del Perú tuvieron su primer acercamiento con los problemas que aquejan a nuestro país y a autores fundamentales para entender el devenir histórico y político de nuestra patria.  Nuestra universidad ha perdido a un hombre honesto y comprometido con su sociedad.

(11.08.2015)

Deja un Comentario:

Nombres:

Correo electrónico:

Mensaje:

1 Comentarios:

Dayse Pacheco

Sin lugar a dudas todo un testimonio de vivir los principios humano cristianos, Es una pérdida muy grande,pero su legado queda en nuestra mente, alma , sentimientos, por eso la mejor manera de llorar por un amigo que se quiere es seguir cultivando sus campos!!